Branding "Lopin Raspados"

El color nos fascina, seduce, motiva y engaña. Vemos el color con todo lo que somos y en todo lo que hacemos. Lo que comienza como una señal que pasa rápidamente a través del nervio óptico se convierte en un fenómeno emocional, social y espiritual que conecta con muchas capas de significados vivos. No es secreto para nadie saber que toda marca o identificación comercial es, ante todo, sensorial. Y en esta construcción del Branding, decidir la paleta cromática que rodeará el logo, isotipo, monograma, sigla, pictograma o imagotipo es muy importante: escoger el color en la identidad corporativa es lo que finalmente termina asociando a tu empresa con un determinado mensaje, despertando ciertos valores y transmitiendo una imagen bien diferenciada.

Propuesta 1

Propuesta 2

Propuesta 3

Aplicaciones